Se trata de un ambicioso y deseado proyecto por el que nos hemos esforzado y que al final hemos conseguido realizar por un coste de 23.866,07€, con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza.

Ha sido gestionado por nuestro socio local en Andhra Pradesh, por los Padres Carmelitas Descalzos y está ubicado en Nawapubeta. Tiene una población de unos 10.000 habitantes. No hay instituto, las carreteras y los sistemas eléctricos están en malas condiciones, los sistemas de agua potable y desagües son prácticamente inexistentes y, hasta ahora, no tenían acceso a ningún sistema de salud.

Rehabilitación y puesta en marcha de un centro de salud rural para madres y niños en Nawapubeta

Los pueblos de alrededor de Nawapubeta, de condiciones similares, tampoco poseen Centro médico al que acudir. La asistencia médica que recibían estas personas era la de un practicante que se desplazaba con sus medicinas en la bicicleta y, teniendo en cuenta que suele haber temperaturas de 45º y 50º, en lugar de curar, solía empeorar la situación de los pacientes.

Por eso decidimos empeñarnos en conseguir la reconstrucción y puesta en funcionamiento de un antiguo hospital. Se trataba de dotar a la zona de un centro sanitario/asistencial con los medios necesarios para poder efectuar los diagnósticos de los pacientes que allí acudan y evitar de este modo la alta mortandad que hay en esta zona, sobretodo respecto a mujeres embarazadas y niños. Así mismo se trataba de dotar al centro de salud de un sistema de agua potable para diversos usos del centro y de los pacientes.

Una vez reconstruido el centro de salud, hemos ayudado a conseguir el  equipamiento necesario, así como el material mínimo para poder desarrollar las labores de cualquier centro médico, de forma que los habitantes de la localidad y de las localidades cercanas, los cuales en su mayoría no tienen medios para acudir a los centros médicos de la capital del distrito, pudieran ser asistidos en la debida forma; que los más pobres tuvieran acceso a la asistencia sanitaria, luchando contra la excesiva pobreza, así como contra la alta mortandad de niños y mujeres embarazadas.