Casa de acogida en KathmandúLa posibilidad de colaborar en la puesta en marcha de esta casa de acogida, surgió en el año 2.004, recién constituida Kumar. Esta casa de acogida sirve de hogar para niñas y niños huérfanos, abandonados y en algunas ocasiones con familias muy pobres, con la aportación de 1.400€.

La casa es amplia y acoge a unos 50 menores consiguiéndoles una atmósfera familiar en la que vivir, así como asistencia sanitaria y educación que reciben en inglés.

El hogar se mantiene a base de apadrinamientos, pero en el año 2.007 pasaron una mala situación económica y les aportamos desde Kumara el coste del alquiler de todo el año, 3.500€, para que tuvieran estabilidad y seguridad.